Por suerte, cada vez se desarrollan más sistemas domóticos cuyo objetivo es la eficiencia energética y la reducción del consumo de energía. Pero, más allá, sistemas que incrementen la comodidad de la persona en su hogar. 

Uno de esos sistemas, son los sistemas domóticos, los cuales permiten, entre otras cosas, el control remoto de la mayoría de sistemas de una vivienda. 

Aplicaciones de los sistemas domóticos

Gestión energética

Consiste en la administración de las diferentes energías que se usan en un inmueble. Está formada por tres pilares fundamentales: ahorro energético, eficiencia energética y generación de energía. 

Una de las características de este tipo de sistemas es que se realiza un uso inteligente de la energía. Pero no solo porque podamos controlar los sistemas de manera remota, sino porque el propio sistema es capaz de llevar a cabo acciones por sí mismo, siempre que sean destinadas a la reducción del consumo. En este sentido encontramos, por ejemplo, sistemas de iluminación que se activan o desactivan en función de la cantidad de luz natural.

Confort

Cuando su casa se adecúa sola a nuestras necesidades aumenta nuestra calidad de vida. En este sentido, poder controlar nuestra vivienda desde un dispositivo con conexión a Internet hace que sea muchísimo más cómodo.

La comodidad no proviene de apagar o encender luces, o subir y bajar persianas, sino de hacerlo en cualquier momento y desde cualquier lugar, dentro o fuera de la casa. Y de manera sencilla.

Domótica Ventanas

Seguridad

Los primeros sistemas domóticos que se desarrollaron fueron las alarmas para hogar. Alarmas que nos enviaban un aviso al móvil si ocurría algo o que permitían ver qué ocurría en nuestra casa en directo.

Un sistema domótico total tiene controlado el estado de todos los sistemas de nuestra vivienda, por lo que podremos saber al instante si se produce cualquier incidente, no solo una intrusión no deseada, sino una fuga de agua, un incendio… 

Comunicación

La domótica y los sistemas inteligentes permiten una comunicación enorme vivienda-usuario, permitiendo el control remoto y el aviso del sistema a la persona.

Accesibilidad

Uno de los objetivos de la domótica es permitir la deambulación, la aprehensión, la localización y la comunicación. 

Además, este sistema permite que todo el mundo se pueda beneficiar de sus ventajas, aunque tenga cualquier discapacidad. 

Sensores de los sistemas domóticos

Los sistemas domóticos no serían nada sin los diferentes tipos de sensores que le dan la información necesaria para llevar a cabo sus diferentes tareas.

  • Temperatura: se determinan temperaturas de trabajo en función de las cuales funcionarán los diferentes sistemas de climatización.
  • Presencia: su tarea consiste en avisar de la presencia de alguien en la vivienda, su uso más común es la seguridad, aunque también se usan para ahorrar en iluminación.
  • Luz: de la misma manera que con la temperatura, una cantidad de luz natural determinará el uso de la iluminación artificial.

Ventanas inteligentes

Las diferentes ventanas inteligentes suelen basarse en un material capaz de regular la luz y el calor que atraviesa la ventana y que permite tres opciones:

  • Modo verano: se deja que pase toda la luz mientras que se bloquea el calor. 
  • Modo siesta/amanecer: bloquea la luz y el calor
  • Modo invierno: deja pasar tanto la luz como el calor.

Gracias a este tipo de ventanas podemos no gastar tanta energía en iluminación ni climatización, reduciéndose el coste de las facturas de energía.

 

× Solicita tu presupuesto